5G: La red que es 250 veces más rápida que el LTE y que lo conectará “todo”

201

A principios de verano, Ericsson logró una hazaña en el sector de las redes de telefonía. Realizó un experimento en laboratorio (supervisado por dos operadoras) en el que probó la velocidad de bajada de una red 5G con una descarga over-the-air. Dicha prueba se realizó en directo y se comprobó una velocidad de 5Gbps (cinco gigabits por segundo). Eso equivale a 5.000 megabits por segundo, 50 veces más rápido que una conexión de 100 Mbps por fibra óptica que ofrece Movistar o cinco veces más veloz que el 1 Gbps que ofrece Google de forma muy limitada con su versio de Google Fiber.

Desde la firma de análisis de mercado IDC (International Data Corporation) señala que si aún la norma del 5G no está definida, será muy importante para la industria. «Es importante que los proveedores de equipos de red empiecen a demostrar el potencial de 5G como medio para comenzar a crear la demanda en el ecosistema de comunicaciones», dijo Sathya Atreyam, director de investigaciones sobre redes inalámbricas en IDC.

El Dr. Håkan Andersson, líder de estrategia de producto de 5G en Ericsson, conversó vía telefónica con el diario ABC para explicar las bondades de 5G, una red que no se espera que llegue hasta 2020. «5G es 250 veces más rápida que lo que se obtiene de forma estándar con 4G, el LTE, pero la velocidad no lo es todo. Esta red no está diseñada para conectar personas, sino para conectar todas las cosas, desde coches, maquinaria pesada o especializada, hasta las redes eléctricas. Para conectarlo Todo», ha explicado.

Aunque apunta que la rapidez de descarga no es lo único que promete la próxima generación red de telefonía, sí puede ser vista como algo importante. «¿Es necesaria tanta velocidad? Yo creo que sí, que será muy importante dependiendo de cómo se utilice. Uno de los usos en el beneficio de todos será en el sector salud, por lo menos a nivel remoto. Por ejemplo, gracias a una red así de rápida se podrían conectar dispositivos médicos y obtener datos o análisis en tiempo real. Beneficiaría a comunidades remotas que quizás no se pueden permitir un hospital avanzado. Tampoco ataría la Sanidad a los hospitales, se podrá hacer todo más móvil», recalca el especialista.

Andersson ha señalado en numerosas conferencias que la red 5G penetrará en áreas en la que tecnología inalámbrica no había podido llegar nunca. Otro de los asuntos importantes del 5G será la gestión del uso de la energía, un punto clave para investigadores como Magnus Olsson. Incluso hay proyectos en los que se habla del 5G como una red «verde»..

Los planes globales sobre 5G es que se empiece a implantar en 2020. Andersson apunta que aunque hay avances y algunos países invierten más en desarrollo, todo el proceso será gradual. «El 5G será como un viaje, no como el Big Bang».

Enlace Fuente: ABC