Gestión integral de la energía en polideportivos y hospitales.

420

Tanto las instalaciones polideportivas como las hospitalarias se caracterizan por el alto consumo energético que llevan asociado debido a las diferentes prestaciones que ofrecen en un volumen considerable: instalaciones con necesidades especiales de climatización, piscinas climatizadas, duchas, iluminación, quirófanos, habitaciones,… en un periodo de uso a lo largo de todos los días de la semana y con un periodo horario muy amplio, que en algunas instalaciones puede ser de 24 horas al día durante los 365 días del año.

Según el Informe sobre el Consumo Energético en Hospitales correspondiente a la serie Consumos, medidas y potenciales ahorros en edificios, los mayores porcentajes de consumo son debidos a calefacción, refrigeración e iluminación. En un hospital tipo de 500 camas, los porcentajes respecto al total de consumo se acercan en calefacción al 35%, mientras que los debidos a iluminación y refrigeración superan el 15%.

Según la Energy Consumption Guide (ECG) 78, se identifican siete grandes tipologías de polideportivos que llevan asociados modelos de consumo energético muy distinto. Esta variedad de tipologías existentes hacen que haya grandes diferencias en la distribución del consumo, pero podemos estimar que el consumo energético en climatización y deshumidificación superan el 35% en valores medios y además, en el caso de contar con instalación de piscina, el consumo debido a ésta y ACS en conjunto puede superar el 25%. El consumo debido a iluminación puede llegar al 15%.

 Además de la trascendencia de los datos globales de consumo, las características específicas de estas instalaciones hacen que sean únicas al compararlas con otro tipo de edificaciones, y además presentan muy diversas tipologías:

  • Perfiles de demanda energética en lo relativo a temporización, periodos pico y periodos valle, totalmente distintos de otro tipo de instalaciones tanto si se analizan periodos anuales, semanales e incluso a lo largo del día.
  • Patrón de uso, que puede combinar periodos prolongados de bajo o medio uso con momentos de ocupación máxima.
  • Necesidades específicas de confort, renovación de aire, agua, ventilación, etc., que pueden estar condicionadas por la estricta normativa y por las características propias de las instalaciones.
  • Especifidad de algunas instalaciones que se pueden alojar en un mismo edificio o edificios contiguos con equipamientos muy diversos.
  • Propiedad y tipos de gestión: pública, privada, asociaciones, compartida pública-privada.
  • Múltiples configuraciones, pudiendo incluir uno o varios edificios, instalaciones al aire libre en zonas abiertas propias, zonas propias de aparcamiento, etc.

Las propuestas de medidas de optimización rentables y económicas para el sistema de generación-demanda-almacenamiento de energía siempre están condicionadas por el confort y las condiciones de salubridad. Se deben identificar puntos de equilibrio entre confort y la aplicación de medidas para lograr una mayor eficiencia energética en instalaciones deportivas.

En el ámbito europeo la Good Practice Guide 211 propone los parámetros que garantizan el confort de los usuarios, sin embargo los valores vienen también condicionados por la normativa de cada país que en ocasiones exige condiciones más estrictas.

En este contexto se ha desarrollado una plataforma que permite la gestión integral de la energía tanto de polideportivos como de hospitales. Esta herramienta permite la optimización del consumo de la energía en este tipo de instalaciones manteniendo las condiciones de confort para los usuarios.

Plataforma de gestión integral de la energía en polideportivos y hospitales

Analizadas las necesidades de las instalaciones deportivas y hospitalarias, se ha desarrollado una plataforma de gestión integral de la energía en instalaciones deportivas y hospitalarias que permite analizar en profundidad la singularidad de este tipo de instalaciones y que cumple con los siguientes requisitos:

  • Permite realizar un análisis global de la problemática de la gestión energética de instalaciones polideportivas y hospitalarias teniendo en cuenta no solamente aspectos de generación-almacenamiento-consumo de energía, sino también de confort de usuarios, económicos y de mantenimiento de las instalaciones.
  • Dota a los gestores energéticos de las instalaciones deportivas de un instrumento para la monitorización y detección de ineficiencias y áreas de mejora.
  • Herramienta inteligente de soporte para la toma de decisiones sobre optimización energética que facilita la toma de decisiones de forma sistemática y no intuitiva.
  • Herramienta flexible que permite adaptarse a las particularidades de instalaciones diversas.
  • De manejo intuitivo y sencillo, adecuada a usuarios con distintos perfiles profesionales de forma que no se requiera gran experiencia en el manejo de herramientas específicas de monitorización, control o simulación.
  • Susceptible de ser adaptada a otros tipos de instalaciones.

A partir de la definición de los requisitos, el diseño de la plataforma se basa en una estructura modular que facilita su adaptación a distintas instalaciones. La plataforma desarrollada se articula en tres sistemas:

  • Sistema de Optimización de Instalaciones
  • Sistema de Monitorización Energética de Instalaciones
  • Sistema de Gestión Inteligente de Instalaciones

Enlace Fuente: Casadomo