Todo sobre video vigilancia y LOPD

355

La videovigilancia es uno de los asuntos que causa más dudas en el terreno de la protección de datos, y es natural, ya que en la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) ni siquiera aparece una sola vez la palabra “videovigilancia”, por lo que para muchos aspectos concretos debemos acudir a una variada documentación.

En esta nueva entrada del blog, queremos compartir con todos nuestros lectores, cual es la posición que adopta sobre esta cuestión, la Agencia Española de Protección de Datos.

Legislación sobre videovigilancia

En el caso de la instalación de cámaras de videovigilancia la LOPD exige una serie de requisitos y pautas ya que no todo vale.

La Ley habla de la Vídeovigilancia cuando se captan y graban imágenes que afectan a personas “identificadas e Identificables”, esto sugiere, no obstante, ciertos problemas en su aplicación.

Por un lado, el Responsable del fichero deberá identificar si el uso que hace de la videocámara se encuentra sujeto a la Ley y, por otro lado, resulta complicado informar al titular de los datos y realizarlo con criterios idénticos, comprensibles y fácilmente identificables.

La videovigilancia se considera un sistema invasivo, por eso la ley establece la obligación de cumplir una serie de condiciones para legitimar su tratamiento.

 

¿Cuándo se aplica la LOPD al tratamiento de imágenes?

Se aplicará esta normativa a los “tratamientos de imágenes” con la utilización de cámaras, videocámaras o cualquier mecanismo similar que capte y/o registre imágenes, se produzcan grabación de las mismas, se transfieran, se conserven o almacenen, incluso la reproducción y emisión en tiempo real, ya sea con fines de vigilancia u otros y que esas grabaciones afecten a datos de personas “identificadas” e “identificables“.

Los requisitos que tienen que cumplirse son:

  • Que exista consentimiento del titular de los datos personales.
  • Sólo una Ley puede exonerar de ese consentimiento. Como es el caso de lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores sobre la Dirección y Control de la Actividad Laboral.
  • No será necesario el consentimiento si los datos de carácter personal se recopilan para el ejercicio de las actividades propias de la Administración Pública, en el ámbito de sus competencias, tampoco se exigirá el consentimiento cuando los datos de carácter personal aluden a las partes de un contrato o precontrato de una relación laboral o administrativa y son obligatorios para su mantenimiento y cumplimiento.
  • Se establecen también otra serie de excepciones al consentimiento como cuando la cesión esté autorizada por ley, cuando se refiera a datos recolectados de fuentes accesibles al público, si la comunicación se realiza al Defensor del Pueblo, al Ministerio Fiscal, Jueces o Tribunales en el desarrollo de sus competencias o si lo determinan las Administraciones Públicas.

 

Casos en los que no se aplica la LOPD

  • No se aplicará en el ámbito personal y doméstico, considerándose como tal el realizado por persona física en el ámbito de una actividad privada o familiar.
  • El tratamiento de datos realizado por los medios de comunicación, en el ejercicio de sus derechos.

 

¿Cómo se deben captar y tratar las imágenes?

Los requisitos que deben cumplirse a la hora de recoger, acumular, reproducir o cancelar las imágenes son:

  • Principio de Proporcionalidad entre la finalidad perseguida y la manera de tratar los datos.
  • Deber de informar adecuadamente de la grabación de imágenes.
  • Las cámaras de videovigilancia solo se usarán cuando no existan otros medios menos invasivos.
  • Las cámaras de videovigilancia que se instalen en espacios “privados”, no podrán grabar imágenes de espacios “públicos”.
  • Podrán captarse “imágenes parciales” y “limitadas” de vías públicas cuando sea imprescindible para el fin de vigilancia que se persigue.
  • El sistema de vídeovigilancia deberá respetar los “derechos de las personas” y el resto de la normativa vigente. No se podrán captar imágenes de interiores de viviendas cercanas, ni baños, ni de los aseos o espacios físicos distintos al específicamente protegido por la instalación.
  • Las imágenes se conservarán por tiempo indispensable para satisfacer la finalidad para la que se recabaron.

 

Ficheros de videovigilancia

Todas las empresas o particulares que utilicen cámaras de videovigilancia que graben imágenes están obligados a inscribir en la AEPD un fichero denominado “Videovigilancia” en el que figuren todas las licencias de las instalaciones de videocámaras y las renovaciones. En esta inscripción deberán incluirse los datos del titular de la autorización, fecha, vigencia, ámbito de grabación y órgano encargado de la custodia, inutilización o destrucción de las grabaciones.

 

 

Fuente: http: ayudaleyprotecciondatos.es