IoT, Realidad Aumentada e Inteligencia Artificial se integran en una solución de iluminación inteligente para ciudades, edificios y espacios interiores

398

El nuevo sistema integra estas tecnologías para la gestión de la iluminación de ciudades, edificios y espacios interiores. Dispone de dos interfaces, una de voz, que aprovecha la experiencia en procesamiento del lenguaje natural, y otra gráfica, que utiliza sus capacidades de Realidad Aumentada, para acceder a funcionalidades de Inteligencia Artificial que, según sus creadores, hasta ahora no existentes en el mercado.

Detecta patrones de comportamiento

Con las capacidades de inteligencia artificial integradas en el sistema es posible identificar si un edificio o determinado espacio están ocupados o vacíos y, en consecuencia, regular la iluminación, o detectar patrones de comportamiento sobre los horarios y hábitos de los usuarios para un uso más eficiente de los recursos.

Con los datos recabados también se puede conseguir que las luces se enciendan antes de que la persona llegue a una estancia o cuando el sistema detecta que un móvil se encuentra en la zona o, al revés, apagarlas cuando ya no hay actividad en el edificio o sala o barajar diferentes intensidades, en función de las necesidades o los ambientes que se quieran conseguir.

Sin necesidad de aplicación de usuario

Según Alejandro Pérez Ayo, de Sngular, la solución ”elimina la necesidad del usuario de interactuar con una aplicación para acceder a las funcionalidades del sistema que, además, con las capacidades de Inteligencia Artificial puede aprender y ser más eficiente”. El sistema, diseñado para dotar de inteligencia al interior y exterior de los edificios y también en iniciativas de alumbrado público, ya ha sido instalado en sus respectivas sedes y se ha empezado a comercializar el pasado 1 de enero.

Hacer las ciudades y sus instalaciones más sostenibles y más eficientes, con una mejor gestión de los servicios y los recursos, es un objetivo de muchas Administraciones, instituciones y empresas. Por eso, firmas de investigación, como BCC Research o Markets and Markets, calculan que el mercado mundial de tecnología para smart cities crecerá a ritmos interanuales cercanos al 20% en los próximos años, impulsado por las necesidades de los grandes núcleos urbanos de ofrecer servicios públicos más eficientes y sostenibles en una sociedad cada vez más digital.

 

Fuente: ESMARTCITY