La tecnología Power over Ethernet (PoE) permite ahorros en la instalación y gestión de edificios

361

La instalación de un CCTV de un edificio de oficinas con 10 plantas y cuatro cámaras por planta, supondría un ahorro de unos 4.000 euros en cableado, al no tener que realizar la instalación de 40 tomas eléctricas de corriente estabilizada.

Debido al aumento de la demanda del IoT y a las nuevas tecnologías inalámbricas, cada vez hay más dispositivos en el entorno laboral que necesitan una conexión a la red de cableado estructurado (voz/datos) muy eficiente. Actualmente, se dispone de la tecnología Power over Ethernet (POE) que elimina la necesidad de utilizar tomas de corriente en las ubicaciones de los dispositivos, permite reiniciar desde un punto remoto y además garantiza un funcionamiento las 24 horas del día, siete días a la semana, sin necesidad de tener en cuenta cortes de luz.

El cableado estructurado se ha asociado habitualmente a la telefonía fija o la conexión a la red de PC´s, impresoras, etc., pero hoy en día la tendencia es que dispositivos tan variados como la iluminación, los sensores, las instalaciones audiovisuales, los controles de acceso, las cámaras de vídeo vigilancia o las redes inalámbricas se alimenten de este tipo de cableado, por lo que se hace necesario crear en los edificios una red de conectividad universal.

Categorización de PoE

En la actualidad, PoE está categorizado según la potencia en vatios que puede entregar la fuente de energía (va desde los 13w de PoE hasta los 51,1w de PoE++) aunque se espera que en este 2018 se estandarice el PoE de tipo 4 (actualmente en revisión) que permitirá entregar una potencia de hasta 74,8 vatios, lo cual incluirá a casi la totalidad de dispositivos existentes en un edificio.

Aunque hay algunas limitaciones, como las distancias superiores a 100m, en la mayoría de edificios, no se superan estas distancias entre el centro de cableado y los dispositivos a conectar. En el caso de que esto sucediese, la consultora tecnológica recomienda soluciones como los cables híbridos de fibra óptica y alimentación que solventarían dichos problemas en los casos más extremos.

 

Fuente: casadomo