Ocho tecnologías para las PYMES para aumentar su competitividad

288
Hombre sosteniendo una imagen virtual

La pyme tiene una toma de decisiones bastante más ágil que las grandes empresas, donde realizar un cambio puede suponer mover un mecanismo mucho más complejo, afectar a muchos más departamentos, aplicaciones, sistemas, bases de datos, etc. Por eso hoy vamos a ver 8 tecnologías que las pymes pueden implementar para tomar ventaja sobre las grandes empresas.

Muchas veces esta ventaja de ser pequeños y ágiles no se toma en cuenta, puesto que las pymes también cuentan con tecnologías heredadas del pasado, inversiones en tecnología por amortizar, etc. Todas estas posibilidades no tienen que hacerse de golpe, ni todas las pymes van a necesitar lo mismo. Simplemente tenemos la posibilidad de perfeccionar determinados aspectos que nos ayudarán a mejorar la productividad y aprovechar mejor el tiempo, beneficiándonos tanto a nosotros como a nuestros clientes.

Vamos a ver algunas de las tecnologías que podemos poner en marcha en la pyme: 

  1. Trabajar en la nube. Pero no sólo con el correo electrónico, sino de verdad. Que sea el corazón de nuestro negocio el que esté en la nube, donde no tengamos que depender para trabajar del servidor que tenemos en la oficina, datos, aplicaciones, etc. Se trata de poder trabajar desde cualquier lugar, en cualquier momento, donde sólo necesitemos un acceso a Internet. Tenemos que tener en cuenta que la mejora de las líneas de comunicación, con fibra simétrica de hasta 300 megas, supone que tenemos una capacidad como hasta hace poco no imaginábamos para trabajar de forma eficiente en la nube.
  1. Big Data para la pyme. Una forma de poner en contexto todos los datos que manejamos de los clientes, empresas colaboradoras, proveedores… Pero que también aprovechen otros datos públicos que puedan ser de nuestro interés. Se trata de contextualizar los datos que ya tenemos, de sacarles partido y explotar todo su potencial, tanto para ofrecer a los clientes lo que necesitan, como para detectar nuevas oportunidades de negocio que de otra forma no somos capaces de identificar.
  1. Acceso a la administración electrónica con Cl@ve, una alternativa a los certificados electrónicos que es de gran utilidad para trabajar desde cualquier equipo sin necesidad de ir instalando el certificado en cada uno de ellos. También para trabajar en movilidad. Hoy en día la firma digital y el acceso a la administración electrónica es fundamental para las pymes. Además, es una oportunidad de identificarnos sin tener en cuenta navegadores, java, plugin u otras tecnologías que muchas veces complican la vida a las pequeñas empresas cuando surge cualquier inconveniente.
  2. Gestor de proyectos que muchas pymes piensan que no necesitan simplemente por su tamaño. Sin embargo, empezar a utilizar un gestor de proyectos, a ser posible, online, permite tener el control de tiempos de entrega, desarrollos, logística, etc. Especialmente es útil en los picos de trabajo cuando tenemos muchos temas entre manos y no sabemos en qué punto se encuentran cada uno de ellos.
  1. Movilidad de verdad. No se trata sólo de poder utilizar el correo electrónico o el WhatsApp desde el móvil para hablar con clientes o con otros miembros de nuestra empresa, sino de poder utilizar todas las herramientas que necesitamos nuestro trabajo también desde el móvil. Hoy en día tenemos entre nuestros manos pequeños ordenadores a los que no se les saca todo el partido que deberíamos, simplemente por el hecho de seguir con tecnologías heredadas del pasado que requieren acceder desde un ordenador personal dentro de la empresa.
  1. Acabar con el correo electrónico, algo que para muchas empresas ya supone más un problema que una solución. El correo no es ágil hoy en día para mantener una conversación, herramientas como Slack tienen una propuesta mucho más interesante para agilizar la comunicación en una pyme, sobre todo a nivel interno. El correo tiene que quedar relegado a un mero resumen o la recogida de notificaciones que automatizamos, pero no puede suponer la principal vía de comunicación con una pyme moderna. Es un paso difícil, pero que tenemos que dar si queremos mejorar la comunicación, tanto interna como externa.
  1. Teletrabajo que nos ayude a ser más productivos. Trabajar desde casa no sólo nos ayuda a conciliar, sino también nos ayuda en muchas ocasiones a concentrarnos mejor sin las interrupciones que nos puede suponer trabajar en la oficina. Hoy en día con el trabajo en la nube y las comunicaciones no debería haber diferencias entre trabajar en casa o en la oficina a nivel operativo, pero sí en lo que implica la relación con los clientes.
  1. Internet de las cosas, quizá sea una de las revoluciones pendientes, pero a las que la pyme tiene que aprender a sacar partido. Es algo incipiente, pero que tenemos que empezar a pensar en cada tipo de empresa, de cara a los próximos cinco años. Aquellas que logren ofrecer una buena integración tendrán una ventaja competitiva importante sobre sus competidores.

Cada pyme es diferente y son muchas las variantes en función de su tipología. Lo cierto es que necesitamos poner en marcha los cambios oportunos para que nuestro negocio no se pare. No tenemos que esperar a que las grandes empresas lo pongan en marcha, para ir detrás, hoy en día se ha democratizado mucho el acceso a las diferentes herramientas gracias al pago por uso y las economías de escala que permiten que tecnologías que sólo estaban al alcance de las grandes empresas, también lo estén para las más pequeñas.

 

Fuente: BBVA